Pilates para embarazadas

Pilates es una de las actividades físicas más recomendadas por ginecólogos y fisioterapeutas durante el embarazo por sus múltiples beneficios. En las clases de pilates embarazo combinamos el trabajo en máquinas y suelo, que va evolucionando y cambiando en base a las necesidades de cada mujer y a la fase del embarazo en la que se encuentre.

 

Igual que en todas nuestras clases de pilates, durante el embarazo nos centramos en la mejora de la postura y del bienestar general a través del trabajo de la musculatura profunda, pero adaptamos las clases a las particularidades de cada trimestre complementándolo con un mayor trabajo y conciencia sobre el suelo pélvico y el transverso del abdomen. El objetivo es mantenerse en buena forma durante el embarazo y fortalecer y preparar el cuerpo para soportar los cambios fisiológicos que se dan en esta etapa, que aunque normales y necesarios, muchas veces pueden generar molestias. La ganancia de peso, el cambio del centro de gravedad, el aumento de laxitud de las articulaciones, el incremento de líquido en el organismo, se gestionan mejor con la realización de este programa específico. Además, el cuerpo necesita estar preparado para el parto, para la posterior recuperación y para el día día con un bebé.

 

Hacer pilates durante este periodo ayuda a llevar un embarazo más activo y libre de molestias y a que la recuperación postparto sea más rápida y con menos efectos negativos ya que reduce el riesgo de diástasis abdominal, la aparición de problemas de suelo pélvico y de molestias articulares.