Pilates postparto

Después de dar a luz se puede comenzar a hacer pilates tan pronto como el médico dé su aprobación para retomar el ejercicio físico. Normalmente, después de un parto vaginal, se suelen esperar unas 4 semanas y, en el caso de una cesárea, de 6 a 8.

Nuestra recomendación es que, una vez se vaya a retomar la actividad física, la mujer pase por una valoración de suelo pélvico con un fisioterapeuta experto en uroginecología para ver el estado de la musculatura y saber de dónde partimos. De ese modo podemos decidir el tipo de trabajo más adecuado para cada una y desarrollar un programa de recuperación postparto sin riesgos ni contraindicaciones. Si no sabes dónde acudir, nosotros podemos asesorarte.

 

Igual que en todas nuestras clases de pilates, durante la fase de postparto nos centramos en la mejora de la postura y del bienestar general a través del trabajo de la musculatura de todo el cuerpo, aunque existen aspectos en los que hay que hacer especial hincapié, como la recuperación del abdomen y del suelo pélvico, que cobra vital importancia para prevenir o solucionar posibles casos de incontinencia, prolapsos o diástasis abdominal. Cargar a tu hijo en brazos, la lactancia y la vida cotidiana con un bebé hacen que sea muy importante reforzar los músculos de espalda y brazos.

 

Nuestro programa de postparto aúna el método pilates y la gimnasia abdominal hipopresiva para que esta recuperación sea lo más rápida y exitosa posible.

 
Pilates postparto Majadahonda