Pilates Máquinas

Joseph Pilates, creador de este método que lleva su nombre, también diseñó y creó las máquinas que hoy en día seguimos utilizando. Han pasado casi 100 años desde entonces y la disciplina ha ido evolucionando gracias a las aportaciones de la biomecánica y el estudio del cuerpo humano. Las necesidades físicas de la sociedad también han cambiado notablemente y todos estos nuevos conocimientos han permitido mejorar sus diseños y hacerlos aún más versátiles y eficientes.

 

La mayoría de máquinas de pilates funcionan mediante un sistema de muelles de diferentes resistencias. Estos permiten trabajar en ambas direcciones con una resistencia progresiva que se asemeja al tipo de contracción que se produce en los músculos. En el trabajo con máquinas es tan importante la ida (abrir el muelle) como la vuelta (cerrarlo). Este esfuerzo bidireccional, combinado y coordinado con la respiración específica de pilates, es lo que permite fortalecer la musculatura de todo el cuerpo. La máquina asiste en los movimientos pero no sujeta, por lo que toda la musculatura profunda se ve obligada a estabilizar el cuerpo, consiguiéndose así un trabajo mucho más completo.

La ventaja de las máquinas de pilates, además de que son adaptables a cualquier practicante, es que aportan un mayor control y precisión, es más fácil adoptar la correcta postura de ejercicio y encontrar el ritmo de trabajo adecuado. Este marco de seguridad es especialmente útil cuando existen lesiones o limitaciones físicas de cualquier tipo.

 

Los ejercicios de pilates máquinas no sólo fortalecen, también mejoran notablemente la flexibilidad y movilidad de todo el cuerpo. Se busca elongar y flexibilizar la columna para evitar la compresión vertebral y los dolores que esto conlleva, movilizándola en todos los planos.

 

Como decía Joseph Pilates, somos tan jóvenes como flexible es nuestra columna.

 

En Movimiento Consciente disponemos de reformers, torres y spine correctors. Todas las máquinas son de la marca Basi Systems, un fabricante de referencia en el sector, reconocidas por su acabado, comodidad y suavidad.

 
Las clases tienen una duración de una hora.
Pilates máquinas